AGUA

1. Uso adecuado del agua en el hogar.

  • Descongela los alimentos dejándolos en un traste con agua, nunca bajo una llave abierta.
  • Al lavar las frutas y verduras, coloca un tapón en la pileta o usa un traste con agua.
  • Cierra la llave cuando te enjabones, te afeitas o te lavas los dientes.
  • Recupera en una cubeta el agua fría de la ducha.
  • Reduce la capacidad de la cisterna de tu W.C. colocando una botella llena.
  • No uses el inodoro como bote de basura.
  • Revisar las tuberías para asegurarnos de que están en buen estado y que no tienen ninguna fuga.
  • Usa la lavadora a carga completa o usa el control de nivel de agua y evita lavar ropa innecesariamente.
  • Vigila si hay fugas o pérdidas de agua para repararlas cuanto antes y no dejes llaves goteando.

2. Uso adecuado del agua en la oficina.

  • Coloca temporizadores o detectores de presencia para las llaves de agua en lavabos.
  • Usa cisternas de doble descarga o de interrupción de descarga.
  • Utilizar sistemas de detección de fugas en las cañerías enterradas.
  • Utiliza el agua restante en los vasos y jarras del personal para regar las plantas de la oficina.

3. Uso adecuado del agua en áreas verdes.

  • Riega solo cuando sea necesario y tempranos o después de que se ponga el sol, para evitar la evaporación.
  • No uses la manguera para limpiar la calle o tu auto. Utiliza una cubeta con agua.
  • Utiliza variedades de césped resistente a la sequía y selecciona plantas o árboles que ocupen menos agua.
  • Evita pérdidas de agua en sistema de riego. Poner riego por goteo puede aumentar la eficiencia en un 95%.
  • No utilizar los desagües para la eliminación de aceites, disolventes, medicamentos y otros residuos tóxicos.
Acceso a la Unidad de Transparencia y Archivos del Poder Ejecutivo